Destacamos
Noticias [+]
Está en: » Piezas Singulares: Fuste Visigodo

FUSTE VISIGODO

Hallado, junto con un sillar, hacia mediados de los 80 en el paraje de “Las Peñicas”, próximo al casco urbano de Vélez Rubio, se trata, por ahora, de los únicos elementos constructivos localizados en la zona. Aparecieron en un contexto de reutilización muy impreciso y de difícil atribución cronológica, por lo que el emplazamiento originario y la relación entre ambas no está muy clara. El gran sillar incluso se encontraba calzado por piedras más pequeñas y adosado a la base del fragmento del fuste. Sí podemos aventurar que deben proceder de una construcción no muy lejana debido a su gran peso y dimensiones, posiblemente de un pequeño templo cristiano.


Labrado en caliza local, probablemente del Castellón (a 700 m. del lugar), el fragmento de fuste, partiendo de un bloque cuadrangular, se han trabajado tres de sus caras mostrando una superficie curva y decorada, mientras que la restante ha permanecido plana, indicándonos claramente que se diseñó con el fin de adosarse a otra estructura arquitectónica. Con una profunda talla a bisel bastante tosca, como corresponde a los trabajos visigodos, se consigue un interesante juego de luces y sombras en la superficie decorada. Por la orientación de la decoración suponemos que pertenece al imoscapo de un fuste. Una cenefa, a modo de anillo con más relieve, con motivos de “espiguilla” o “espina de pez” divide el fuste en dos zonas: una inferior con una sola fila de hojas de acanto esquematizadas cuyos apéndices apuntan hacia abajo; y otra zona superior con cinco filas contrapeadas de las mismas hojas, esta vez con los apéndices hacia arriba. Esta segunda parte del fuste presenta una incisión profunda hecha a posteriori, quizás para el transporte de la pieza en la parte más alta. Una fractura finaliza el fragmento de fuste. La proporción de las hojas está más de acuerdo con un modelo improvisado que con unas pautas preestablecidas, por lo que podemos deducir que es obra de un artista local con escasos medios técnico-artísticos.


Por la decoración de influencia bizantina que presenta el fuste, y en el caso hipotético de que provenga realmente de un templo cristiano, podemos datarlo hacia el s. VII. Sobre su emplazamiento originario sólo sabemos que el fuste puede formar parte de la jamba de un acceso o columna adosada en el interior de una nave. El hallazgo se encuentra a camino entre varias sedes episcopales: Basti (Baza), Eliocroca (Lorca), Carthago (Cartagena), Begastrum (Cehegín). Sin embargo, los restos conocidos en la zona del Sureste peninsular son escasísimos, tan sólo un capitel en Villaricos (con el que comparte ciertas analogías estilísticas) y la basílica de Aljezares, quizá por falta de excavaciones que constaten su precisa atribución cronológica.

José Domingo Lentisco Navarro

MARTÍNEZ GARCÍA, Julián. “Elementos arquitectónicos de época visigoda en Vélez Rubio”; en Revista Velezana, 5 (1986), p. 29-40.

Imágenes:

Ver imagen Ver imagen Ver imagen
Diputación Almería

© Museo Comarcal Velezano " Miguel Guirao"
Carrera del Carmen, 29 04820 Vélez Rubio (Almería)
Teléfonos: 950 41 25 60
[Level A conformance icon, W3C-WAI Web Content Accessibility Guidelines 1.0] [CSS válido!] [XHTML 1.0 válido]